Oaxaca

Actualidad Ciudades Turísticas Iberoamericanas

Oaxaca invita a hacer turismo por Matatlán, cuna del mezcal

Jueves, Abril 25, 2013 - 18:30

Santiago Matatlán y es una pequeña comunidad de 3 mil 500 habitantes localizada en los Valles Centrales

El mezcal es una de las bebidas más emblemáticas de México. Su nombre significa "bebida llegada del cielo". Oaxaca te muestra el sitio donde nació: Matatlán. Su nombre completo es Santiago Matatlán y es una pequeña comunidad de 3 mil 500 habitantes localizada en los Valles Centrales, a menos de una hora de distancia de la capital del estado. Sabes que vas llegando a Matatlán cuando miras loas majestuosas pencas de maguey que se vislumbran en ambos lados de la carretera federal 190, que conecta a Oaxaca y Chiapas. En México y el mundo existe un gran auge.

Primer foro "Agua, turismo y sustentibilidad" Huatulco, Oaxaca: STyDE

Domingo, Mayo 5, 2013 - 23:00

Se llevará a cabo los días 8 y 9 de mayo en el hotel Secrets Resort & Spa

Las empresas hoteleras podrían ahorrar hasta un 30 por ciento, tanto agua como de los gastos que generan su uso, a través de la utilización responsable del vital líquido, señaló la representante de la Alianza para la Sustentabilidad Hídrica en el Turismo, Ana Lilia Gutiérrez Coellar. Durante la presentación del "Primer foro de agua, turismo y sustentabilidad", indicó que en la capital existen cuatro hoteles que están en proceso de alcanzar el reconocimiento “Hotel Hidrosustentable”.

Oaxaca fue fundada a finales del siglos XV por un destacamento Azteca, que buscaba sitios estratégicos para abrir el camino comercial al Soconusco y a Guatemala. Fue también cuna de las civilizaciones mixteca y zapoteca, sede del marquesado y obispado y el centro neurálgico  de la vida colonial durante trescientos años.

La ciudad de Oaxaca es cultura, arte, belleza, color y sabor. Recorrer sus calles rectas de cantera verde con edificios de arquitectura barroca y neoclásica cubiertos por un cielo azul u envueltos en un clima amable, evocan a un grandioso pasado donde el sincretismo  de las culturas prehispánica y colonial se expresan en la belleza de su paisaje, la creatividad de sus artistas que a través de formas, colores, texturas y sonidos recrean su historia, y de su gastronomía que mezcla los más exóticos ingredientes indígenas y especias traídas del viejo mundo, para dar lugar a platillos y bebidas que le han dado forma internacional como sus moles, su chocolate y su mezcal.

Todo recorrido por la ciudad de Oaxaca debe iniciar en su centro histórico, donde está asentado su patrimonio edificado, que consta de inmuebles de arquitectura monumental, relevante, tradicional y popular distribuidos en 480 manzanas que albergan también museos y galerías de arte, variados restaurantes y hoteles, tiendas de artesanías, templos y ex conventos, mercados típicos, así como diversos espacio de diversión.

El punto de partida inicia en la importante catedral metropolitana dedicada a la virgen de la Asunción, ubicada en el corazón de la ciudad, frente a la Alameda de León con sus frondosos Laureles de la India, que a su punto se une con la plaza de la Constitución, donde se puede admirar el kiosco, rodeado de cuatro fuentes con el estilizado girasol; en sus laterales se disfruta de lugares de esparcimiento y cultura como los portales de Las Flores, Clavería, Benito Juárez y el actual Museo de Palacio – Espacio de Diversidad; continuamos nuestro recorrido hacia los tradicionales mercados 20 de noviembre y Benito Juárez para tener nuestro primer contacto con la gastronomía y artesanía que identifican a Oaxaca, nos dirigimos ahora hacia la iglesia y ex convento de Santo Domingo de Guzmán caminando sobre el andador Macedonio Alcalá, importante por la cantidad de edificios históricos entre los que destacan la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca antes Instituto de  Ciencias y Arte de Oaxaca, el Monte de Piedad, la Biblioteca Pública del Estado, el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca, la iglesia del Preciosa Sangre de Cristo, el jardín Labastida espacio y así legamos al atrio del imponente complejo cultural de Santo Domingo de Guzmán obra cumbre de los evangelizadores dominicanos. Pasos más adelante está el Instituto de arte Gráficas de Oaxaca donde podemos admirar exposiciones plásticas y consultar el magnífico acervo de libros de cultura y artes gráficas.

Para continuar con nuestro recorrido nos dirigimos ahora hacía las calles de 5 de mayo hasta Armenta y López que conocidas como el andador sur, donde encontramos a nuestro paso el Ex convento de Santa Catalina de Siena bello edificio del siglo XVI       que ocupa el hotel Quinta Real, calles más adelante se erige el histórico Teatro  Macedonia Alcalá importante espacio cultural inaugurado a finales del Porfiriato, posteriormente llegamos a la iglesia y ex convento de San Agustín que en épocas pasadas fue la casa hogar de las monjas Agustinas.

Hace poco fue inaugurado el complejo denominado Centro Cultural San Pablo este Centro Académico y Cultural es una institución de servicios académicos ubicada en el magnífico ex convento de San Pablo en la ciudad de Oaxaca, espacio que comparte con las oficinas directivas y otras iniciativas de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca. El Centro articula proyectos académicos con actividades culturales que tienen el fin de valorar la herencia pluricultural, sobre todo indígena, de Oaxaca y México, en este mismo espacio se puede hacer una visita al Museo del Textil, auspiciado por la Dra. María Isabel Grañen, ubicado en un importante edificio del siglo XVIII conocido como la casa Antelo de la calle de Hidalgo.

Un recorrido que no puede faltar es el de la calle de García Vigíl iniciando por el norte en la Cruz de Piedra del Barrio de Xochimilco, donde podemos admirar más bellas artesanías del Estado en el Instituto Oaxaqueño de las Artesanías, el museo Casa de Juárez y el ex Convento del Carmen Alto.

No podemos dejar de visitar el Museo Rufino Tamayo, la Basílica de la Virgen de la Soledad, patrona de los oaxaqueños, el ex convento de San José, la Plaza de la Danza y el Palacio Municipal, ubicados entre las calles de Independencia y Morelos, para después disfrutar en el jardín Sócrates de las típicas nieves oaxaqueñas de sorbete, leche quemada con tuna, pétalos de rosa y limón acompañadas de dulces regionales.